30 octubre, 2016   —   Eric ArmagaFX

23 consejos de oro al trader


¿Puedes ilusionarte con este artículo? Quizás sí. Con el esfuerzo adecuado podrás tener éxito. Si no lo consigues, entonces no es lo tuyo, y no vale la pena sufrir. Analiza los éxitos y los errores cometidos y busca tu propio camino el cual te permitirá desarrollar tu potencial.

Después de leer estos consejos unos podrán dejar a tiempo esta locura de dedicarse al trading, mientras que otros se sentirán más seguros en sí mismos y en su elección; las siguientes propuestas os ayudarán a reducir el camino que debéis recorrer para convertiros en traders profesionales.  

1. Prepárate para las pérdidas. El trader empieza a operar por dinero, y al fin y al cabo por la libertad que traerá consigo ese dinero. Beneficio en el trading no son los ingresos regulares a tu cuenta por parte del empleador: el salario, los bonos etc., a lo que estamos muy acostumbrados en un trabajo corriente. En el trading, para ganar dinero, debes pagar con las pérdidas — es un axioma. No puedes aprender a operar sin perder dinero, si eso te asusta entonces no estás preparado para el trading.

2. El trading es práctica y más práctica. La práctica sistemática y consciente te ayudará a aprender cómo ganar beneficios en la bolsa y desarrollará tu intuición, sin la que no podrás convertirte en un exitoso trader discrecional. El requisito para el desarrollo de los hábitos y de la intuición es la adquisición de tu propia experiencia en el uso de unas u otras reglas, patrones o sistemas de trading.

3. Opera a tu manera. Para ti no deben existir los sistemas de trading de nadie, si estás usando tu propia estrategia o estás en el proceso de su creación. Quítate de la cabeza la información sobre la existencia de los retrocesos de Fibonacci, los osciladores o las medias móviles si no los usas. No debe preocuparte la opinión ajena sobre el mercado, porque tú tienes tu propia estrategia de trading, y solo las conclusiones de esa estrategia deben afectar a tus decisiones. La opinión ajena se construye a base de sistemas de trading ajenos. Estos sistemas no son tuyos desde el punto de vista psicológico y no valen para tu visión del mercado. Decide: ¿Quién opera y corre los riesgos: tú u otra persona? Los éxitos de los otros han sido pagados con sus pérdidas y no tienen nada que ver contigo. Si tú tienes problemas con la vista, no te pondrás las gafas de otro, porque tendrán las dioptrías de esta otra persona y tú necesitas las tuyas.

4. El mercado es dinámico. ¡No operes los gráficos post factum, sólo en dinámica! Puede ser un simulador o un realtime, pero no un screenshot estático. Reflexionar sobre un gráfico fuera del trading, estudiarlo es  autoengañarse. De esta manera un trader se acostumbra a analizar las imágenes estáticas y no el mercado en dinámica.

5. Las caídas son inevitables. Cada trader tiene los períodos de altas, cuando le parece que ya ha aprendido y sabe todo. Pero después de las altas llegan los períodos de bajas que requieren un pequeño descanso para poder tranquilizarse y repensar lo ocurrido.

6. Los foros son dañinos. La lectura de los foros y otras fuentes colectivas te contaminará con los sistemas de trading ajenos, y empezarás otra vez el ciclo “sistema nuevo — intento — desengaño — sistema nuevo”. Con tal enfoque no tienes futuro. No sirve de nada estudiar un método astrológico en el trading o intentar añadir un par de indicadores nuevos. Concéntrate en un solo método y conviértete en un experto en su uso.

7. Invierte en el descanso. Después de trabajo debes descansar, de vez en cuando coger vacaciones, y el trading no es una excepción. Es sencillo: si estás estresado o demasiado fatigado — en ese mismo momento te sacarán tu stop loss.

8. El mercado no es un sitio para exaltaciones. Al acabar una o varias operaciones perdedoras, no tienes que empezar la siguiente en seguida, para superar la racha perdedora, aunque te parezca que la operación siguiente te traerá un beneficio seguro. Descansa del trading y luego vuelve al mismo punto para analizar tus errores.

9. Utilizar un método de trading o varios, pero parecidos. Si combinas lo mejor, desde tu punto de vista, de diferentes métodos, sufrirás una desilusión. Combinación de Order Flow, Price Action, ondas de Elliot e indicadores técnicos es un planteamiento defectuoso. No vale la pena operar todo a la vez.

10. Aprende a autorreflexionar. El camino se compone de los pasos y el trading — de las operaciones. Opera y piensa por qué haces estas operaciones, apunta las conclusiones, almacena la dinámica y compara. Un pájaro aprende a volar solo al caer del nido. ¡Cae por fin de tu confortable “demo nido” y paga por aprender con las pérdidas! ¡La lectura de ningún libro te ayudará a adquirir hábitos! No te preocupes, tú no eres un pájaro y no estás arriesgando tu vida. Simplemente abre una operación siguiente, pero antes de saltar, reflexiona y haz las conclusiones sobre las causas de tu caída anterior. Sin esta autorreflexión los intentos a aprender a volar pueden convertirse en una locura.

11. Los conocimientos no solucionan todo, pero ayudan a conseguir el resultado más rápidamente. No necesitas un ordenador súper potente, cuatro pantallas, un sistema de alimentación ininterrumpida, un escritorio enorme o una velocidad súper rápida de internet. Pero si tienes que entender la organización del mercado y cómo funciona, necesitas las nociones elementales para empezar a moverte hacia tu fin. Busca a alguien que entienda bien tu método de análisis y podrá compartir sus conocimientos contigo. Recuerda que ningún curso te convertirá en un trader exitoso, pero sí que ayudará a ahorrar años de auto investigación.

12. Encuentra tu estilo. El mercado y la volatilidad son tus censores y maestros. Un trader debe elaborar su propio y único estilo de operar.

13. Riesgo razonable. En el caso de tener una operación perdedora debes saber de forma clara qué cantidad dinero o porcentaje estás arriesgando. Establece un límite de pérdidas máximas diario. La inexistencia de límites en el trading es lo mismo que caer directamente del nido a la boca de un zorro. Utiliza un margen de riesgo, que sea conocido y fijo, para cada operación o cada día. (Puedes leer un poco más sobre riesgo en trading aquí).

14. El mercado no es para todos. La gran mayoría nunca aprenderá a operar porque simplemente no sirven para el trading. No tienen suficientes conocimientos, no le dedicarán el tiempo que requiere, no tienen las aptitudes psicológicas necesarias, ni la voluntad, ni la capacidad analítica, etc. El trading profesional requiere una educación muy seria. Y no sólo educación, sino práctica en la ejecución, aún más difícil de adquirir. Si quieres hacer dinero rápido, no partes del origen adecuado, será mejor que crees una empresa o cualquier otro negocio antes de dedicarte a operar. Créeme, es inmensamente más fácil.

15. Solo los persistentes consiguen beneficios estables. La estadística no es tan espantosa. El 95% de los traders minoristas pierden dinero, pero el 25% de los traders, que se mantienen después del primer año de calamidades, operan con rentabilidad, teniendo entonces una visión del trading completamente distinta de la que tenían al principio.

16. No creas en los mitos. Aspira una bocanada de aire o mejor siéntate… ¡El santo Grial no existe! Es un cuento de vendehumos para los novatos.

17. Tú no eres mejor que otros. No todas las causas de los errores en la disciplina son psicológicas. Las causas más corrientes provienen de sentimientos primitivos, como el miedo, o de la ignorancia, y del efecto del Lago Wobegon. Son tres pilares de la idiotez en todo el mundo. Después de leer libros y foros, la ignorancia y el sesgo cognitivo empujan al trader a inventar la rueda. El trader piensa que a diferencia de los otros perdedores, él podrá operar bien y mejorar el resultado.

18. El trading es para los que no tienen miedo. Para saltar en paracaídas hay que superar el miedo; para recibir la oportunidad de ganar en la bolsa, hay que aprender a perder dinero (consejo N°1). Problemas con la disciplina señalan la presencia del miedo. Tememos perder el dinero, a nuestros parientes, amigos etc. Es un mecanismo natural de afección. ¡El trader no podrá desarrollar el sentido del mercado, los hábitos y la intuición hasta que deje de tener miedo al mercado! El trading es una trampa para el cerebro, el rompecabezas eterno para aquellos que tienen miedo de perder. Si, es desagradable, pero hay que conformarse.

19. La suerte. ¡Si, si, la suerte existe! Si tienes una vida dura y te parece que no eres capaz de hacer nada, lo más probable es que sea así. Entonces el mercado no es un lugar para ti, porque si tuvieras suerte, estas reflexiones no llegarían a tu cabeza.

20. Necesitas motivación y voluntad. ¿Has dejado de fumar, has adelgazado o has ganado masa muscular? Entonces podrás aprender a operar también. La voluntad aplicada sobre algo, pero sin lograr un resultado momentáneo, te preparará mejor que cualquier entrenamiento psicológico. ¡Es una garantía de éxito!

21. “¡Necesito más oro!” Quieres ganar más en el trading — invierte más. Los traders profesionales operan los capitales grandes con intereses bajos. ¿Quieres tener 100 dólares estables y cada vez convertirlos en 1000? Relee el consejo N°17.

22. Especulador = liquidez. ¿Los movimientos del mercado son eventuales? Más bien sí. Cada trader tiene sus intenciones, no hay que pensar que alguien está cazando tu stop loss a propósito. Lo más probable es que la orden que sacó tu stop loss, es una parte de la cartera de inversión, y tú eres simplemente una liquidez necesaria.

23. Aprovecha la tecnología. El software disponible para los traders hoy en día es cada vez más avanzado y  evolucionado. Infórmate de las últimas novedades. La posibilidad de automatizar tus estrategias con sistemas de trading automático es otro factor que puede ayudarte a tener una ventaja considerable.


¿Te ha gustado el arículo? ¡Compártelo, es gratis! =)

¡Suscríbete a mi newsletter!

Cada semana recibirás en tu email contenidos exclusivos sobre cómo progresar en trading.